Una apuesta clara y personificada, de observar la moda de un punto de vista unico.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Los zapatos con hebilla o zapatos monkstrap, denominación derivada de las sandalias de los monjes, se caracterizan por ajustarse mediante una hebilla o incluso con dos. Gracias a su hebilla se ajusta perfectamente al pie y son muy fáciles abrochar, frente a los zapatos de cordones. Este híbrido entre los zapatos de cordones y los mocasines, goza de partidarios pero también de detractores. Se puede decir que es un zapato más formal que el mocasín, siendo adecuado para vestir con trajes pero no desentona con un chaqué.



A la hora de llevar unos zapatos con hebilla se debe optar por un pantalón de camal más bien estrecho y que cuyos bajos a penas descansen en el zapato para que no se enganchen con la hebilla.

Cuando vayamos a comprar unos zapatos con hebilla, podemos optar por el modelo con una o con dos muy popular entre los franceses. Se trata de un clásico entre los fabricantes de zapatos ingleses como Churchs o Crockett & Jones con su modelo Malvern.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Entradas populares