Una apuesta clara y personificada, de observar la moda de un punto de vista unico.

martes, 21 de mayo de 2013



La solicitud de un traje a medida es algo que todo hombre debe hacer al menos una vez en su vida.
Sin embargo, cuando se pasa de RTW a hecho a la medida, uno no necesita comenzar en Savile Row. Hay sastres independientes más pequeños con un linaje tan ilustre como los grandes escritores.



Para mi primera experiencia  de traje a medida, fui a Apsley, una sastrería en Pall Mall de Londres, que ha vestido a caballeros exigentes desde 1889. Me saludó con un cálido apretón de manos el maestro sastre, Sr. Sunil Chopra, un amable caballero,vestía con un gris inmaculado de tres piezas, y con una mirada sabía que estaba en buenas manos y como un niño con un regalo nuevo bajé a la seria tarea de diseñar el traje.

A medida que estudiaba minuciosamente un libro de recortes de tela, Chopra destacó la vertiginosa gama de opciones, así como el color de la tela, el peso y la textura, también está el corte, forro, la forma y la anchura de las solapas, la colocación de los botones y el ángulo de los bolsillos a considerar .
Sabiendo que sólo quería evitar rayas, me entregué a la sabiduría de Chopra. Nos adentramos en un traje cruzado ceñido al cuerpo, en un azul marino profundo, con un forro de color azul claro y una disposición de cuatro por dos botones. Elegante, impoluto, y algo que realmente tendría motivos para llevar.



Como se tomaron mis medidas, descubrí que nadie guarda los secretos de su sastre.
 Tengo los hombros redondos al parecer, y una cintura de al menos dos pulgadas más grande.
 Sé esto sólo porque le di un vistazo a la hoja de medición, mis deformidades físicas han sido manipulados de otro modo con la máxima discreción. Después de menos de una hora, estaba totalmente diseñado.
Una semana más tarde, estaba de vuelta en Pall Mall, ya que estaba en el proceso del "Bespoke" de la prenda. Tuve la oportunidad de hacer ligeras alteraciones, pellizcando la longitud del pantalón y el ancho del brazo, el resultado se veía venir,viendo mi "skelleton baste" y poco a poco mi traje cogía forma
 Cuatro semanas a partir de la primera reunión con mi sastre, después de sólo una medición y un accesorio, me llego mi momento.
 Un traje totalmente personalizado,de trazado corto, con un color azul profundo,hasta llevaba mi nombre en el revestimiento interno.  "Clavado", dijo Chopra cuando me lo puse por primera vez. "Nueve de cada diez veces, sólo necesitamos un bespoke."




En cuanto a esa afirmación famosa que un traje a medida es una "inversión" que le ahorrará dinero en el largo plazo, es mas que una realidad.
En la actualidad, la mayor antigüedad  y con mas valor en mi armario, es una camiseta que hace unos años gané en un  partido de baloncesto.
Pero mi traje, mi adorable traje cruzado, está destinado a durarme muchos años más.
Si las puntadas se suelta, hay una ruptura en el revestimiento, o alguien entra en mi casa y me roba todos los botones, Apsley estará a mano para resolvermelo.
Ira creciendo conmigo a lo largo de mi vida, si me convierto en dos como yo, o pierdo salvajemente mi peso o para no exagerar mas, pierdo un brazo en una pelea con cuchillo, el equipo de Chopra me lo  ajustará para que el solito me vista.

Cuando un traje a medida,se decose y se transforma, el costo del mismo ya no es otro mas que barato, porque si lo piensas friamente, ¿cuantos trajes rtw te permite hacerlo?
Decir que se adapta como un guante sería un cliché, y de todos modos es así.
Se adapta exactamente como un traje a medida, y es mi cosa favorita en mi mundo entero, eso si, aparte de mi Niña y Lolo.

apsleytailors.com



Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Entradas populares